Los días 20 y 21 de junio investigadores e investigadoras de CEVE, CIECS, INTA y miembros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) llevaron adelante jornadas de trabajo con vecinas y vecinos de Cura Brochero, en las que realizaron el diseño colaborativo de un espacio productivo y construyeron dispositivos para la mejora del hábitat rural.

En el marco de un proyecto conjunto que busca desarrollar tecnologías para el hábitat rural, se llevaron a cabo dos jornadas durante las cuales, los vecinos y vecinas, junto con los técnicos participantes construyeron una estufa Rocket y diseñaron un espacio de trabajo colectivo destinado a la faena de animales y la producción de chacinados y embutidos.

La iniciativa está orientada al desarrollo de tecnología para el hábitat, a partir de saberes y recursos locales puestos en diálogo con saberes científicos, a fin de desarrollar propuestas puntuales e integradas a una perspectiva amplia del habitar campesino.

Comprender, desde la instancia de desarrollo tecnológico, cuáles son los procesos sociales de las comunidades con las que se trabaja supone la potencialidad de desarrollar una propuesta situada, adecuada, apropiada y apropiable. Propuesta que dialoga con los saberes endógenos y a la vez fortalece tanto a las comunidades como a los propios técnicos.